Descargas

Imanes de elevación electropermanentes

Los imanes de elevación electropermanentes son equipos que se emplean para la manipulación de materiales ferromagnéticos y que recogen cargas a través del campo magnético. A diferencia de los electroimanes, en estos sistemas el campo magnético es generado por imanes permanentes, de modo que no se requiere una fuente de alimentación para mantener dicho campo magnético. Se necesita corriente eléctrica únicamente para encender y apagar el imán electropermanente. Hay dos tipos de imanes permanentes utilizados en los electropermanentes, cuya polaridad puede invertirse fácilmente en uno de ellos. Tras colocar el imán sobre la carga, la bobina recibe un impulso de inversión de polaridad, cerrándose el campo magnético de los dos tipos de imanes sobre la carga. Para desactivar el imán electropermanente, debe producirse un impulso con polaridad invertida para que el imán permanente vuelva a su estado original. Así se cierra el campo magnético en el interior del imán de forma que se vuelve a soltar la carga.

 

 

Ámbitos de aplicación

 

Los imanes de elevación electropermanentes se emplean cuando debe manipularse material ferromagnético. Ello abarca plantas siderúrgicas integradas, plantas de procesamiento de metales y almacenes de productos laminados. No obstante, el uso de este tipo de imán se limita a cargas de baja resistencia magnética. Esto significa que los imanes electropermanentes no resultan aptos para cargar, por ejemplo, chatarra y son ineficaces para recoger paquetes de acero corrugado y otras cargas sueltas.

 

Características específicas

 

  •  Costes operativos más bajos: En estado de conexión no se consume energía, ya que la bobina únicamente requiere corriente para encender y apagar el imán.
  •  Seguridad: Se necesita corriente eléctrica solamente para conmutar el imán. En caso de producirse un corte de corriente, la carga no cae, manteniéndose sujeta durante mucho tiempo.
  •  Ciclo de funcionamiento prolongado: El imán no precisa un suministro de corriente permanente para funcionar, de modo que se evita el sobrecalentamiento. Así, se permite un tiempo de marcha y un ciclo de funcionamiento prolongado.
  •  Capacidad estable de carga

 

Ventajas

 

  •  Ahorro de electricidad  
  •  Alto nivel de seguridad
  •  Fácil de manejar
×
Tu solicitud ha sido enviada!
En un futuro próximo, nuestro especialista se pondrá en contacto con usted.